¿SE PUEDE AMAR SIN SENTIR CELOS?

¿SE PUEDE AMAR SIN SENTIR CELOS?

El amor está íntimamente relacionado con los celos.  Estos, son una respuesta emocional que surge cuando una persona percibe una amenaza hacia algo que considera como propio.  En algún momento de nuestras vidas todos hemos sentido celos, y es normal, ya que los celos también surgen al querer o tener la intención de proteger una relación. Hay quienes afirman que una manifestación de celos no debería aceptarse como algo normal y tolerable. Los celos desmedidos empeoran o pueden acabar una relación entre la pareja, Y LO QUE ES PEOR, pueden acabar en consecuencias muy graves como violencia doméstica, suicidios, asesinatos… Algunas señales de alerta ya sea de parte de él o ella: ¿Cómo solucionarlo? Para empezar, en toda relación de pareja, la comunicación constante es muy importante. Valores como la confianza, hábitos como hablar por las mañanas, al comer o por la noche… En el caso de tener algún pensamiento o duda, hablar sobre el tema hasta decirle a su pareja que le ayude a ver con claridad qué esta sucediendo. Si a pesar de hablar no pueden solucionarlo, hay que buscar ayuda profesional lo más inmediato posible. Ya que los celos enfermizos pueden llegar a provocar la ruptura de la pareja. Los celos no son ninguna señal de amor, propician el abandono de relaciones y hábitos valiosos; lo que acaba deteriorando la confianza, la felicidad y el vínculo. En Vida-es te ofrecemos los servicios de terapias de pareja para cuando detectes que tu relación puede ser afectada por casos de celos enfermizos, relaciones estancadas, especialmente si las parejas tienen hijos. En estas terapias vives un re-encuentro diferente y agradable con tu pareja....
La vida sexual en pareja con el síndrome de Down

La vida sexual en pareja con el síndrome de Down

No vamos a plantear si las personas con síndrome de Down (SD) tienen una vida sexual satisfactoria, antes mejor reflexionamos en algunos puntos sobre la vida sexual en pareja con el síndrome de Down. La sexualidad no sólo es coito, es atracción, deseo, se hace con la intensión de enamorarse, protegerse, tener una relación estable y duradera… entonces ¿Cómo se enamora una persona con síndrome de Down? Estos detalles quizá son más difícil conseguir. La realidad, es que desean lo mismo que todas las parejas: tener una pareja, una casa, un trabajo y llegar a vivir juntos. Muchas veces reciben el apoyo de las familias. De la misma manera también hay familias que no aceptan este entorno socio-familiar de la pareja. La elección de pareja responde a unas expectativas e identificaciones personales muy concretas. Conocemos personas que rechazan enamorarse de alguien de su misma condición, prefieren a alguien sin ninguna discapacidad o con una distinta a la suya. Personas que nos anuncian que “han conocido a alguien especial y que no tiene el síndrome ni nada, sólo tiene epilepsia y trabaja en un taller especial”. En estos casos evidenciamos el rechazo y negación de la propia identidad. Una vez más, la realidad nos demuestra que las capacidades de las personas con discapacidad dependen tanto de sus propias características como de las condiciones ambientales en las que viven. Vivir en pareja es una nueva realidad que suma normalidad a sus vidas. Lo que consideramos excepcional hoy día debería ser una oportunidad compartida por la mayoría en el futuro. Preparémonos para ayudarles a hacer realidad sus proyectos de vida. Tienen derecho...
La terapia de pareja es la solución

La terapia de pareja es la solución

6 de cada 10 de las parejas que se casan acaban en separación o divorcio. A ello hay que unir que en España los últimos años, la población de casados es de 55% frente al 45% (y subiendo), que suman los solteros, separados y divorciados. Aunque es difícil contabilizar las rupturas en parejas que no se han casado, estos datos ya nos dan una idea de que mantener una pareja es algo bastante complicado en nuestros tiempos. Cada vez más se dan casos en que la relación se estanca, no hay comunicación, disminuye o desaparece el apetito sexual dentro de la pareja y sus integrantes no saben identificar de dónde viene el problema. Frente a esto, la sexología ha desarrollado la terapia de pareja como solución. La terapia de pareja nos enseña a fomentar la comunicación, el respeto y la originalidad en la relación de pareja, evitando caer en rutinas y monotonía. La demanda de este tipo de terapia en las parejas va en aumento por dos motivos: Por una parte, cada vez somos menos transigentes y más independientes, por lo que no dependemos tanto del otro y buscamos nuestro espacio fuera de la pareja. Por otra parte, la falta de tiempo y el estrés que nos rodean en nuestra vida diaria, nos puede hacer descuidar la comunicación, el cariño y la confianza dentro de las relaciones. A veces, esto es el origen de dificultades como la pérdida de deseo sexual, o problemáticas como la impotencia en el caso de los hombres o anorgasmia y/o anafrodisia en el de las mujeres Frente a esto, tenemos dos buenas noticias: Las...
Hablemos de sexo con nuestros hijos

Hablemos de sexo con nuestros hijos

El promedio de edad del primer encuentro sexual en España se sitúa en torno a los 16 años. Se puede valorar si es una edad más temprana que antes, o si a esa edad se está preparado para las posibles repercusiones, pero lo que es evidente es que el adolescente lleva en ese momento muchos años interesándose por la sexualidad en todas sus vertientes y los adultos pueden o no haber respondido a sus inquietudes. Lo primero que hay que tener en cuenta respecto a la actitud de los padres con  los niños y adolescentes  es que su misma presencia ya es comunicación respecto al sexo. Si el padre considera que es mejor no hablar del tema el adolescente deducirá de su manera de comportarse, de sus silencios y de su comunicación gestual las respuestas que no se le dan verbalmente. Los padres siempre transmiten, consciente o inconscientemente, una actitud respecto a la sexualidad. De ahí que sea importante enfocar el asunto de manera directa y hacerlo explícito. La mayoría de los padres, por su propia experiencia de vida, tienen ya cierto bagaje para poder responder a sus hijos. Si bien pueden completar y enriquecer este bagaje con documentación  sobre el tema y la ayuda de profesionales, lo importante es que siempre tendrán respuestas para sus hijos mejores que el silencio. En este terreno no valen ambigüedades, hay que responder claramente y con naturalidad a las preguntas, con ciertas pautas fundamentales: Responder con una actitud abiertamente positiva respecto a la sexualidad y no centrarse en lo negativo que pueden implicar determinadas conductas. Recalcar la importancia de conocerse y aceptarse,...
Soy adolescente y me preocupa la sexualidad

Soy adolescente y me preocupa la sexualidad

La adolescencia es una etapa en la que se combinan varios cambios en nuestra vida: físicos, hormonales y psicológicos. Por esto suele ser una etapa muy difícil, tanto para el adolescente como para los que le rodean. Muchos adolescentes creen que lo saben todo sobre sexualidad, pero la realidad es que es un tema que no se trata habitualmente en familia, y las respuestas suelen buscarlas en sitios inadecuados, como internet (páginas inapropiadas) o directamente en la calle. Es bueno recordar que el desarrollo sexual del adolescente viene marcado por su infancia, ya que su crecimiento y desarrollo físico y personal no es un aspecto estático, sino que va evolucionando desde que nacemos hasta que morimos. Además, está marcado por todo lo que nos rodea a nivel social, emocional e intelectual. Con frecuencia confundimos “pubertad” con “adolescencia”, pero son términos diferentes. Etimológicamente pubertad significa cubrirse de pelo. Es un periodo que dura años y varía entre chicas y chicos. Se desarrollan algunas características sexuales, apareciendo las primeras menstruaciones en las chicas y las primeras eyaculaciones en los chicos. Los cambios en las chicas suelen ser aumento de estatura, ensanchamiento de la pelvis y acumulación de grasa en las caderas, modificación de órganos genitales internos y externos, aparición de vello púbico y en las axilas, aparición de acné, aumento del sudor y desarrollo de los pechos; y suelen producirse entre los 9 y los 13 años aproximadamente. Los cambios en los chicos suelen ser voz más grave, crecimiento, aparición de vello en la zona del pubis y las axilas, aumento del sudor, aparición de acné, ensanchamiento de hombros, desarrollo de...

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración aquí. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar