Claves de las vitaminas de los alimentos

Claves de las vitaminas de los alimentos

Los alimentos entran por los ojos, y según su color unos llaman más la atención que otros. Su ingesta nos proporciona la cantidad de vitaminas hidrosolubles que necesitamos para que nuestro cuerpo realice determinados procesos. Pero, ¿en qué alimentos las podemos encontrar?

claves de las vitaminas en los alimentos blog vida-es saludComer sano es fundamental para mantener nuestro cuerpo en perfecto estado y exento de problemas y afecciones. Sus colores son los que nos llaman la atención, y nos informan de la inclusión de determinadas sustancias que los hacen especialmente atractivos para nuestra dieta Así, el blanco nos indica que alimentos como la pera o la coliflor son ricos en potasio; el naranja y amarillo de la piña, de la papaya y del albaricoque o de la zanahoria y de la calabaza, nos referencian una fuerte presencia de precursores de la vitamina A; el rojo del tomate o de las fresas nos refiere sustancias que favorecen la salud cardiovascular y disminuyen el riesgo de cáncer; y el verde, muy presente en la mayoría de vegetales ―lechuga, brócoli, aguacate, aceituna, kiwi…―, es un indicador de magnesio y de ácido fólicos, esenciales para disminuir el riesgo de malformaciones durante el embarazo.

Además de los colores, otro factor fundamental de los alimentos que ingerimos cada día es la cantidad de vitaminas que nos aportan, especialmente si son hidrosolubles. ¿Qué quiere esto decir? Que se disuelven en agua y se eliminan por orina, por lo que es importante saber cómo las consumimos para lograr que nuestro metabolismo funcione de una manera correcta. Por tanto, al ser hidrosolubles, tenemos que consumirlas de manera periódica para que nuestro cuerpo pueda realizar con ellas determinados procesos, ya que al ser solubles en agua se suelen perder en la cocción, por lo que debemos aumentar su consumo.

¿Qué vitaminas hidrosolubles debemos consumir? Las del tipo C y Complejo B. La primera es necesaria para la producción de colágeno y participa en la cicatrización de heridas además de metabolizar las grasas. Está presente en la leche de vaca, en las hortalizas, carnes, verduras y cereales. Mientras, las de tipo complejo B metabolizan los hidratos de carbono y cada una de ellas cumple funciones específicas para la salud. Es el caso de:

  • B1: produce energía para la regulación del sistema nervioso. Su deficiencia provoca Beriberi, enfermedad que provoca debilidad muscular y puede ocasionas infartos. Presente en cereales, carnes, frutas, vegetales de hojas verdes y vísceras como el hígado, corazón y riñones.
  • B2: colabora en el metabolismo y en la formación de tejidos. Se encuentra en la leche, carne, verduras, coco, pan, quesos, cereales, hígado y lentejas.
  • B3: mejoran la circulación de la sangre y la mayor producción de hormonas y neurotransmisores indispensables para el cerebro y el sistema nervioso. Presente en harinas y pan de trigo, en la levadura de la cerveza, en el hígado de ternera, arroz integral, almendras y salvado de trigo.
  • B5: colabora en la formación de hormonas antiestrés y en la desintoxicación de nuestro organismo. Se encuentra en la levadura de cerveza, verduras de hoja verde, yema de huevo, vísceras, cereales, maní, carne y frutas.
  • B8: indispensable en la formación y mantenimiento de la piel y sus componentes, como las glándulas sebáceas. Presente en la yema de huevo, riñones, levadura de cerveza, leguminosas, coliflor, legumbres y champiñones.
  • B9: necesarias para la división y multiplicación celular. Su carencia se identifica con una menor resistencia a enfermedades o pérdida de la memoria. La encontrarás en los vegetales verdes, hígado, nueces, naranjas. Cereales, yema de huevos, legumbres y champiñones.
  • B12: interviene en la síntesis de ADN y ARN. Su falta se traduce en desórdenes del sistema nervioso y sus componentes. Presente en pescado, riñones, huevos, queso, leche y carnes.

Desde aquí volvemos a recomendarte la ingesta, al menos cinco veces al día, de frutas y de verduras, y que recurras a un profesional para que te ayude a elaborar la dieta que mejor le venga a tu organismo y que incluya la mayor parte de los alimentos que te hemos relatado en este artículo.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración aquí. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar