Aunque son consideradas por muchos un elemento estético, las gafas de sol son más bien una cuestión de salud. Toda gafa de sol debe tener una protección frente a los rayos UV y esto no depende ni del color ni de la oscuridad de la gafa, si bien en este artículo te contaremos cuál es la más indicada para cada circunstancia.

¿Qué sucede con los rayos UV? Los rayos UV (Ultravioleta) pueden causar problemas oculares en  la retina  porque  esta no tiene sensores de dolor y es más difícil percibir los daños. De entre los rayos UV, los rayos UVA atraviesan la córnea y cristalino y llegan hasta la retina, pero los UVB, aunque se detienen en el cristalino, también pueden producir daños en la córnea por lo que todos ellos son perjudiciales.

Antes de todo, hay que decir que las gafas de Sol deben llevar las siglas CE, que garantiza que siguen el estándar de la Unión Europea respecto a protección frente a los rayos UV. Actualmente hay 5 niveles: desde el 0 con una transmitancia de rayos UV del 80 al 100% hasta el 4, con una transmitancia del 3 al 8% que no son aptas para conducir y se reservarían para practicar deportes de nieve. Las recomendadas son las de niveles 2 y 3 y si hay que elegir una sola gafa, mejor el 3 que protege en días de mucho Sol.

Respecto al material de la gafa, las hay orgánicas (basadas en plástico) y minerales (basadas en vidrio). Aunque las minerales ofrecen mayor resistencia al rayado pueden romperse más fácilmente y son más pesadas.

La variedad de colores que ofrecen las gafas puede despistarte, pero hay que recordar que no influyen en la protección frente a los rayos UV, si bien se comportan de distintas maneras. Así, las rojas aumentan el contraste y son mejores para media o poca iluminación; las naranjas y amarillas ofrecen mayor profundidad en los días nubosos o de niebla por lo que son las elegidas para practicar la caza o el golf. Para deportes de invierno y especialmente para la nieve son recomendables las gafas espejadas que al rebotar la luz reducen la cantidad de la misma que llega a tus ojos.

Respecto a la conducción, aparte de la recomendación general de llevar siempre una gafa de sol en el coche, es recomendable que lleven filtro antirreflectante. Las gafas polarizadas utilizan un filtro vertical para evitar que la luz del Sol nos llegue reflejada en el asfalto y son también muy apropiadas.

Por último, aunque lo trataremos en otra ocasión, debes recordar la importancia mayor si cabe de las gafas de sol para los niños, dado que en edades muy tempranas su cristalino no está formado del todo. Y sobre todo, si dudas del modelo o características de la gafa, no dejes de acudir a especialistas. La salud de tus ojos te lo agradecerá.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración aquí. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar